Jardinería

El manzano silvestre: un árbol que promueve la biodiversidad


Ideal en un jardín natural, el manzano silvestre nos ofrece una hermosa floración primaveral. Sus frutos son ácidos, se dejan fácilmente a las aves que se benefician de ellos en invierno, cuando escasea el alimento. Mantenimiento de plantación, poda ...

Descubra cómo cultivar este pequeño árbol en su jardín.

Malus sylvestris: un pequeño árbol rural

El manzano silvestre alcanza entre 5 y 10 m de altura. Se caracteriza por una corteza marrón, que cubre ramitas ligeramente torcidas y espinosas. Sus hojas se cubren primero con pequeños pelos antes de volverse lisas y satinadas. El follaje es de color verde medio, ovalado y acanalado. Malus sylvestris se adorna con flores blancas o rosadas en mayo. Las manzanas pequeñas de 3-4 cm de diámetro toman el relevo de septiembre a octubre.

¿Dónde colocarlo en el jardín?

El manzano silvestre encuentra su lugar en cualquier exterior, gracias a su reducido tamaño. Así, incluso compone setos libres con grandes arbustos. También puede plantarlo en una arboleda o de forma aislada. Va bien con serbal y lila. En cualquier caso, le da un estilo natural y bucólico al jardín.

¿Un manzano silvestre comestible?

Las manzanas tienen un sabor fuerte y amargo, lo que le ha valido a este árbol el sobrenombre de "manzana amarga". Cuando los frutos no son demasiado amargos, algunos hacen jaleas.

Sin embargo, es un árbol que se cultivará en su lugar por otras razones. Estas pequeñas frutas del tamaño de una cereza permanecen en su lugar gran parte del invierno. Por tanto, constituyen una reserva alimentaria para las aves.

¡Malus sylvestris también es miel y tiene un largo período de floración! Es un árbol ideal para un jardín a favor de la biodiversidad.

¿Cómo cultivar el manzano silvestre?

¿Dónde y cuándo plantar el manzano silvestre?

Malus sylvestris aprecia los suelos profundos, ricos y frescos. No es muy exigente con la naturaleza del suelo y se satisface con el suelo ordinario siempre que esté drenado. Una exposición a la luz garantizará un hermoso desarrollo a este árbol que tiene un crecimiento lento. Por lo tanto, elija un lugar al sol o en sombra parcial. Asegúrese de mantener una distancia de 2,5 m alrededor del árbol para que tenga espacio para desarrollarse correctamente. La siembra se realiza en primavera u otoño, excluidos los períodos de heladas.

Plantación:

Coloca el cepellón en un recipiente con agua para hidratarlo bien antes de ponerlo en el suelo. Mientras tanto, cava un hoyo del doble del volumen del cepellón. Agregue dos paladas de abono a su suelo, manzanos como sustratos fértiles. Si su suelo es pesado, córtelo con arena para que drene más. Luego coloque el cepellón en el agujero, vuelva a sellar y apisone. Finalmente, riegue abundantemente y extienda una capa de mantillo en la base del árbol.

Entrevista :

Cada primavera, agregue un poco de abono al manzano. Para ello, solo tienes que extender un poco a tu pie. Rústica, soporta inviernos duros sin problemas. Este árbol de maleza no puede soportar la sequía, así que recuerde regarlo regularmente después de plantarlo. Entonces solo agua en caso de sequía prolongada. El mantillo mantendrá la tierra fresca. ¿Por qué no dar un pequeño paseo por el bosque y recoger algunas hojas para este fin?

¿Cómo podar el manzano silvestre?

Una poda ligera permite que el manzano se mantenga vigoroso y estimule su crecimiento.

Tiene lugar al final del invierno, antes de que se formen nuevas hojas. Retire las ramas muertas, que se crucen o estén demasiado bajas. Corta también los chupones, esas ramas pequeñas y delgadas que crecen en las axilas de las ramas secundarias. Evite eliminar las ramas sanas, ya que esto afectará el crecimiento ya lento de Malus sylvestris.


Vídeo: Lombrices Rojas Californianas. Curso de Lombricultura (Junio 2021).