Información

Consejos orgánicos para mejorar la salud del suelo


Conocer la naturaleza del suelo, trabajar el suelo con suavidad, asociar las plantas y protegerlas sin fertilizantes ni pesticidas, ayuda a mantener un jardín orgánico y en buen estado de salud.

  • Leer también : identifica fácilmente el suelo de tu jardín

Alimenta el suelo en lugar de la planta.

Alimentar el suelo, en lugar de la planta: esta es la base de la jardinería orgánica. Para empezar, debes conocer tu suelo. Los kits que se venden en los centros de jardinería permiten probar su potencial de hidrógeno, el famoso pH. Puede ser ácido, calcáreo o neutro. La tierra también tiene diferentes características. Deficiente, contiene pocos nutrientes. Grasa, es fértil y rica en microorganismos. Arcilloso, es pesado para trabajar pero resistente a la sequía.

El jardinero orgánico se esfuerza por preservar el equilibrio del suelo, sin la adición de fertilizantes químicos o pesticidas. Se adapta trabajando el suelo arcilloso antes del clima frío y luego deja que las heladas desmenucen los terrones.

Desmaleza a mano utilizando el agua de cocción de patatas, arroz, pasta o con agua hirviendo. Evita la excavación intensiva que empobrece el suelo al enterrar la materia orgánica y prefiere aflojarlo con una herramienta ligera como una grelinette.

Protección recíproca

Cualquiera que sea la temporada, el suelo nunca está desnudo, sino cubierto con mantillo o una combinación de plantas. En el huerto, la mezcla de verduras y hierbas les permite defenderse entre sí de ataques devastadores. Por ejemplo, la caléndula protege los tomates del mildiú velloso y la albahaca repele los pulgones.

La zanahoria tiene efectos beneficiosos sobre puerros, lechugas, guisantes y rábanos. Diversificar sabiamente las especies en la misma plaza del jardín tiene el efecto de estimularlas. Sin embargo, debe estar bien informado de antemano, ya que algunos son perjudiciales para otros. Este es el caso, por ejemplo, de las patatas, que no se mezclan bien con zanahorias y pepinos.

No destruir animales pequeños también tiene un impacto favorable en el jardín. Aunque no es muy sabrosa, la lombriz de tierra es esencial para una buena aireación del suelo, mientras que la bonita mariquita come pulgones. Para mantener alejadas a las babosas, simplemente esparza arena o ceniza alrededor de la planta para protegerla.

> Para leer también: atraer animales útiles al jardín

Para fertilizar, nada como el compost elaborado en el fondo del huerto con residuos orgánicos (cáscaras de frutas y verduras, posos de café, etc.).

El estiércol de ortiga también hace maravillas y también actúa como insecticida.

Por último, para mantener un césped en buen estado, es suficiente no cortarlo con demasiada frecuencia, ni demasiado cerca de él, y no recoger los recortes utilizando la posición de mulching del cortacésped.

Fabienne Smooth


Vídeo: Mejoramiento del suelo: Abono orgánico fermentado tipo Bocacci (Junio 2021).